Fue el psicólogo de la institución quien se dio cuenta que algo pasaba con un menor, hasta que un empleado del club destapó la olla que por estas horas preocupa a todo Independiente y al fútbol argentino. 

El acusado, que formó parte del plantel de Cuarta hasta 2017, fue denunciado por los dirigentes en la UFI de Avellaneda por prostituir a menores de la pensión de Independiente en un departamento del barrio de Palermo.

Según los menores, a partir de su relación con los juveniles y aprovechando su situación de vulnerabilidad (muchos vienen del interior y están alejados de sus familias) les ofrecía prostituirse y les facilitaba el encuentro con los clientes. 

Se trataría de al menos cinco menores, de entre 15 y 16 años, que integran los planteles de Sexta y Séptima División. Uno de ellos quebró en llanto con el psicólogo del predio de Villa Domínico y contó todo. 

Desde el entorno del denunciado confirmaron que se encuentra aislado, sin contención por parte del club y que se autoflageló sus piernas debido a un cuadro de nervios y depresión.

El juez de línea Martín Bustos sería el involucrado en el abuso sexual de menores en Independiente

Martín Bustos estaría involucrado con los abusos en Independiente

De acuerdo con la declaración judicial del Fernando Berón y Fernando Langenauer, responsables del Fútbol Juvenil y de la Pensión, respectivamente, a la que accedió el sitio Doble Amarilla, el menor de edad que reveló el caso les confió que mantuvo al menos un encuentro sexual con un hombre que sería Bustos.

De acuerdo con la denuncia realizada este miércoles por Berón y Langenauer, el chico les relató que un mayor de edad lo subió a un auto y lo llevó a un departamento en San Isidro donde le practicó sexo oral a cambio de dinero.

Mientras tanto, Bustos figura programado para el partido de este fin de semana entre Instituto y San Martín de Tucumán, aunque sería parado preventivamente.