Ricardo Centurión no para de bailar. Esta vez se mostró en su casa frente al televisor imitando una coreografía con bastante pericia. 

Tras protagonizar un escándalo en Lanús (cruzó dos semáforos en rojo, puso en riesgo a un grupo de chicos que iban a una escuela de la zona, intentó sobornar a la policía y se negó al control de alcoholemia) el presidente de Racing Víctor Blanco reconoció que el futbolista “tiene un problema con el alcohol” y que “hay que ayudarlo”.

“Hay que ayudar a Centurión y tratar de que esto no vuelva a ocurrir”, insistió.

El jugador afronta una demanda penal por cohecho que podría darle de 1 a 6 años de cárcel.