Luego de la denuncia de A.VI.VI. (Asociación de Víctimas de Violación) contra una red de pedofilia que funcionaría o habría funcionado en River Plate, se agegó un testimonio escrito presentado por un exjugador del club.

Según Infobae, en algunos pasajes de la carta aparecen detalles escalofriantes: "La mafia que maneja o al menos manejaba el departamento de las inferiores mientras mi tío trabajaba para el club, cuando no había más lugar en la pensión, tenían una lista de números telefónicos de gente que se dedicaba a albergar a los chicos", dice la misiva.

La fuente describió a esas personas como "homosexuales que aceptaban cobijar a los jóvenes" bajo la condición de aceptar ser "sometidos a sexo oral por parte del albergador".

La organización funcionaría como una red por la que circulaban los nombres de los chicos que estaban "disponibles y dispuestos".

"Nadie sabe que esto ocurre porque pasa a puertas cerradas y a los pibes les da vergüenza que otros sepan", explicó el testimonio escrito y afirma que este entramado existió a través de las últimas tres décadas. 

El abogado de A.VI.Vi, Andrés Bonicalzi, y la titular de la organización, María Elena Leuzzi, destacaron la información sobre la metodología de la red que ponía a disposición a los chicos. La sede de la entidad deportiva ya fue allanada por la división integridad sexual de la Policía de la Ciudad, y la investigación avanza cotejando datos de los deportistas que se alojaron entre 2003 y 2010.