Imagen relacionada

El sitio Doble Amarilla asegura que pudo confirmar que dentro de Boca están investigando la relación entre Carlitos y la barra. Al parecer esta amistad preocupa a los vínculos políticos del club, tanto en Ciudad como en Nación. 

Es que además de las exigencias de “más actitud” y de “que dejen el puterío y que ganen la Copa Libertadores y la Superliga” hubo una salvedad: “él (señalando a Carlitos) es nuestro ídolo y lo bancamos siempre”. ¿Y el resto? Bien, gracias. 

El enfrentamiento latente entre Guillermo y Tevez se deja entrever, al parecer hay un acuerdo de convivencia pero donde todo el tiempo está la disputa del poder y la conducción. Así mismo, afirman que hay disputas entre Angelici y Nación por la comodidad con que se manejan los barras en el club del presidente de la AFA. 

Por lo pronto, lo concreto es que los barras lograron entrar al club y presionaron a los jugadores. ¿Será que Pablo Pérez estaba puteando para otra bandeja?